sábado, 16 de diciembre de 2017

Para Felicidad Batista



"Se produjo una llama en un campanario,
la luz dorada en un callejón,
pasos en una esquina, remolinos de viento,
y pisadas que subían una escalera..."

Vermeer



Tu mano 
ejecuta la armonía de la luz
en níveas pinceladas de victoria.
Eres arte
que camina en el espacio de los siglos
con himno formidable,
la razón, tu itinerario.
El portal de los "grandes"
trae vestigios de palabras
que descansan
en sus antiguos arambeles,
los escritores clásicos...
y vuelves la mirada
frente al abrazo del alba
para marcar el sitio crucial
de la esperanza.

Maestra,
te sigo por centurias
como aprendiz bohemio
entre mirlos legendarios
y góticos veleros.
Ese halo
no es un paréntesis del tiempo,
es cuenco eterno de las horas
forjando universos
en místicas estampas
de lo etéreo.

Tu pluma inalcanzable
vuela gloriosa
en el grial de las granadas
para dejar su credo
de amor y de bonanza.

Luján Fraix-2012


 Vermeer, luz y palabras


Ilustré esta entrada para mi amiga
Felicidad con el pintor
Vermeer
porque ella una vez
me escribió este mensaje:


"Luján, 
gracias por unir 
uno de los grandes pintores,
al que admiro apasionadamente,
con la luminosidad
de la poesía cristalina,
cincelada verso a verso
con buril y pluma
pero también con pincel.
Abrazos amiga."


Te admiro mucho
Felicidad y me alegran tus logros.
Todo lo que has crecido como escritora.
Tú lo sabes...

Un beso

Les dejo su sitio



El amor




Dice la leyenda que cuando en 1631 la bella princesa Mumtaz Mahal (luz del palacio) estaba en su lecho de muerte tras no superar el parto de su decimocuarta hija, miró fijamente a los ojos de su esposo Sha Jahan, emperador mongol en la India desde 1628 hasta 1658 para pedirle que cumpliera estos deseos:

"Contrae nupcias nuevamente, sé buen padre,
construye mi tumba y visítala cada año 
en el aniversario de mi muerte".

El duelo del emperador se centró en una sola obsesión: construir el mausoleo más hermoso que el mundo hubiera visto jamás, como prueba del infinito cariño a su esposa y para que su nombre perdurara siempre. No hay duda de que lo consiguió. Ubicado en las cercanías de la ciudad de Agra, en el estado de Uttar Pradesh, India, el Taj Mahal esconde en esa sublime combinación de cada una de las piezas de mármol, gemas, piedras preciosas... la huella eterna de esta apasionada historia de amor.





EL AMOR

Símbolo histórico
que surges de la armonía de la luz
y ejecutas con orgullo y dolor
tus níveas pinceladas de victoria.
Eres un arte
que camina en el espacio de los siglos...
¿hacia dónde vas?.
Todos los senderos te guían a las fronteras,
mientras la celebridad
te devuelve tu tradición intacta.
Te sientes grande, sembrador de futuro,
huésped en las fiestas blancas...,
mago que descansa sin apuro
en algún rincón desierto de amargura.
Viajero cansado de esteros pobres
que respondes con agilidad a la confianza
y que vuelves inerme,
de los sitios más recónditos,
llevando secretos y milagros
entre tu ropaje sin tiempo.
Alcanzar sólo un rumor de tu latido
cuesta toda una vida de recuerdos.

Luján Fraix-2013

Poema publicado en mi antología "Amor Verdadero" (2000)



jueves, 14 de diciembre de 2017

Ser feliz




¿Qué es la felicidad?
Sonreír pero con el corazón
y abrigarlo con ilusión y esperanza.
Sentirlo alegre,
con ganas de emprender cosas,
enamorado
de la belleza de cada acto simple y cotidiano.

Ser feliz
es volar entre nubes imaginarias,
sentir los rayos cálidos del sol que ilumina...,
Caminar despacio,
deshojar una flor,
gritar "te quiero"...
Sin querer,
soñar despierta una conmovedora historia.
Junto al fuego del hogar,
pensar en ti,
sentir en el rostro la lluvia,
luchar por un ideal...

Ser feliz es valorar aquello
que nos rodea,
sobreponerse a lo inevitable,
sonreírle a un niño.

Luján Fraix-1980


Texto escrito en mi adolescencia.


Rescoldos olvidados, de Angélica Garay




Max Nonnenbruch



I

Día de sombras,
crudeza de invierno en el alma
detenido el tiempo
como a la espera, 
como al acecho.

Nadie toca la aldaba de la puerta
casa adentro,
oquedad,
desvanecidas cosas
color sepia los recuerdos
de pronto tan lejanos.

Ay, los abatidos ojos,
el corazón apretado,
las manos ansiosas
rescatando álbumes,
huellas,
objetos,
aventando cenizas.
Búsqueda de una chispa,
un rescoldo
que revele la permanencia del fuego,
el sol,
el amor.

Angelica Garay





martes, 12 de diciembre de 2017

El silencioso GRITO de... Dunken Editorial



Gracias a la Editorial Dunken y a todo su equipo por el apoyo. Trabajan de una manera tan organizada que da placer publicar con personas tan responsables y comprometidas con los autores.

Mi novela ahora por una Editorial de Buenos Aires, en papel.

Enlace




domingo, 10 de diciembre de 2017

A Martín Johnson Heade




 Martín Johnson Heade




Cuando me olvide
de todo
en mil lejanías,
quedará sólo un pájaro,
una flor,
sobre las ruinas de un espejo amarillo.
Reflejaré un abrazo
para tus alas.

Más tarde,
en un amanecer rosado,
el latido
resucitará...



Luján Fraix-2012





Mientras, de Mariano Muscari



 Irina Karkabi




Mientras tu mirada ilumine mi destino,
mientras hundas mi nariz en tu cabello,
mientras te rías cada vez que me sonrío,
mientras sigas causando mi desvelo,
seguiré soñando contigo.

Mientras tus manos se conviertan en caricias,
mientras tu voz se transforme en mis latidos,
mientras tu encanto se asemeje al de una niña,
mientras tus palabras endulcen mis oídos,
seguiré soñando contigo.

Mientras tu presencia me baste para admirarte,
mientras tu silueta se dibuje en mi retina,
mientras tu paciencia me conduzca a valorarte,
mientras tu carácter me inyecte valentía,
seguiré soñando contigo.

Mientras tus besos desahoguen mis mejillas,
mientras tus lágrimas se conviertan en rocío,
mientras tu magia se encienda en fantasía,
mientras tu cuerpo respire junto al mío,
despertaré soñando contigo.

Mariano Muscari



Inmensidad, de Marta Dino








Soy de un tiempo sin pausa que regresa
de alguna latitud, de algún navío;
son, futuro y pasado, mi albedrío,
y una historia que me llega y que me besa.

Soy luz en las tinieblas, noche espesa;
desandando sendero, algún estío.
El cielo, el sol, el viento... todo es mío
porque la inmensidad es la promesa.

Soy agua, hielo y fuego sin medida,
sendero, surco abierto, tierra arada,
importancia, nostalgia... soy herida,

paciencia, temple puro en la jornada:
tengo urgencia de tiempo en esta vida:
¡para la inmensidad no falta nada!

Marta Dino


Siento, de Mary Acosta






Siento que mi pueblo en multitud,
perdió su identidad.
Siento que el túnel del amor
en el mundo se ha quebrado.
Siento que los años mueren de frío,
congelados por no tener respuestas.
Siento que esta realidad asfixiante
en este laberinto interminable,
extermina los sentidos.
Siento las sombras
que avanzan abortivas,
empañando el futuro de los hombres.
Y siento la máscara pesada del tiempo,
que comenzó a oxidarse en mí.

Mary Acosta


Soneto a la amistad, de Marta Dino




Wilhelm Amberg



¡Gracias por compartir cada momento...
por ofrecernos su calor ahora;
por demostrar que prima el sentimiento
de amistad como eterna precursora!

¡Gracias por convertir el pensamiento
final, que en nuestra mente se atesora,
en sublime emoción de acercamiento
que, en percepción, el corazón añora!

Que la amistad nos una eternamente
como se unen al mar, ola tras ola
que llegan a la orilla en ascendente

oleaje de fervor, que se acrisola;
las mismas que retornan en ferviente,
blanca espuma perlada, en una sola...

Marta Dino



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...