lunes, 10 de julio de 2017

Mendiga y reina, de Susana Cattaneo




Franz Winterhalter



Tuve el principal papel del desamparo.
Vestida de reina
ocupé trono y cetro de desdichas.
Abrí ventanas que miraban
los sueños de los otros.
Traspasé portales
hacia lugares ajenos
con luces de arco iris.
Desde la melancolía
goberné todos los rincones de la soledad.
Hoy me despojo
de mi traje de estrellas en plegaria.
Me visto
con jirones de sonrisas y desiertos.
Con mutilados párpados
ungidos de cenizas.
Sospecho futuros de princesa
y robo el fuego a los dioses.
El enojo de Zeus
no me intimida.
Estoy por parir la libertad
a pesar del destino.

Susana Cattaneo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...