Translate

sábado, 29 de julio de 2017

Filo de mujer, de Eduardo Miretti



I

Entre el borde
de su talle
y ese filo 
de mi angustia,
un fantasma milenario
me devora
las palabras

II

Eres muda elección de lo ausente,
transparencia fugaz,
sortilegio,
que se abisma final y baldía
a sesgar las historias, el verbo
que no está,
que faltó a los lugares
donde hubo
encuentros.

Eduardo Miretti


martes, 25 de julio de 2017

Las pequeñas esencias, de Verónica Calvo



Hoy les voy a hablar del poemario de Verónica Calvo "Las Pequeñas Esencias.".

Quiero contarles que a Verónica la conozco del blog hace como ocho años cuando empecé a transitar este bello camino. 

Siempre me he sentido identificada con sus poemas porque son espejos de la vida, rostros con alma que dibujan fielmente los contornos de nuestro sentir: la esencia pura.

Quiero decir que vamos a encontrarnos con la realidad, con todo aquello que nos identifica: sentimientos de amor, soledad, pasión, nostalgia... un mundo pleno de secuencias profundas que nos ayudan a pensar, a ser... y también nos enriquecen. A mí siempre me ha gustado aprender del otro, aunque el arte es puramente subjetivo siempre podemos tomar para sí aquello que nos llega en determinada circunstancia de la vida.

Recomiendo este libro porque nos deja sueños y el alma de una gran persona y escritora.
Gracias Verónica. Disfruté mucho con la lectura. Te deseo muchos éxitos.





XLVIII

De nuevo naufragan
en tus brazos de hielo
las esperanzas ocultas
tras los velos etéreos,
los mismos donde éramos
dos almas entregadas
al olvido del fuego.
Dolor, vuelves,
me haces daño,
dolor, dueles tanto...
Hay, tras el espejo,
más de doscientos años.

***

LXIX

Unas manos
desatadas en la urgencia
de mi inmisericorde noche
atesoran mis recuerdos.
Esas manos
desvisten los inviernos,
los abandonan en el hielo
y regresan, clementes e inocentes,
en busca del perdón, del piadoso olvido.

***

LXXIII

Fui ellas,
aquellas que beben rosas.
Todas ellas,
las que paren soles y viven en la sombra.
Fui ellas,
aquellas,
vosotras, nosotras.
Todas,
las que dejan entre libros
suspiros, camelias y amapolas.
Las que mueren por la tarde
y resucitan en la mañana.
Fui ellas, por todas nosotras.

***

EPÍLOGO

Tómame,
noctámbula y entregada
a la fuerza de tu noche
oscura, sin luna,
y deja que tus manos
liberen esta piel del exilio,
donde tejo cien poemas
a la espera de tu manto.


Verónica Calvo




TINTA DE SUEÑOS
es su blog




Gracias Verónica
por tu apoyo desde el primer día,
por leer mis libros
y por estar cada vez que comparto un sueño.
Ya hablaremos de Japonismo.

***



sábado, 15 de julio de 2017

Siempre dar...



Arthur Hugues



Siempre dar.
Dar para ser feliz.
Dejar de ser para vivir en otro, transformarse en sombra de: padres, abuelos... familia, amigos...
Todos esperan de ti.
Te cargan de culpas sino eres...
Te sientes egoísta si piensas un poco en ti.

¿Cuál es el límite?

Luján Fraix-2013


martes, 11 de julio de 2017

Cuando llegas tarde, de Carmiña Daverio



Ha oscurecido muy pronto.
Me perjudica extrañarte.
El tiempo rápido pasa
y ya es lejana la tarde.
Se me ocurren mil razones
que pudieron retrasarte,
en mi mente es un venero
de motivos inquietantes.
Cuando regreses, cansado,
nerviosa vas a encontrarme,
esperando tu llegada
junto a una luna brillante.
Cuando vuelvas, en silencio,
yo te esperaré en la calle,
quizá mi enojo se aleje
como un guerrero cobarde;
como un sentimiento opaco
que se cansó de esperarte,
que se alimentó de injurias,
pero ante ti se deshace.
Vas a pedirme perdón.
dulce, vas a consolarme,
pues con llanto te recibo
siempre, cuando llegas tarde...

Carmiña Daverio


lunes, 10 de julio de 2017

Mendiga y reina, de Susana Cattaneo




Franz Winterhalter



Tuve el principal papel del desamparo.
Vestida de reina
ocupé trono y cetro de desdichas.
Abrí ventanas que miraban
los sueños de los otros.
Traspasé portales
hacia lugares ajenos
con luces de arco iris.
Desde la melancolía
goberné todos los rincones de la soledad.
Hoy me despojo
de mi traje de estrellas en plegaria.
Me visto
con jirones de sonrisas y desiertos.
Con mutilados párpados
ungidos de cenizas.
Sospecho futuros de princesa
y robo el fuego a los dioses.
El enojo de Zeus
no me intimida.
Estoy por parir la libertad
a pesar del destino.

Susana Cattaneo

sábado, 8 de julio de 2017

Alas blancas




Abel  Grimmer




Hoy la lluvia
comenzó a invadir los rincones
de mi casa
con su aleteo de mariposa invernal.



Se llevó el calor de un apresurado verano
que había traído luz
a mi sonrisa.
Se quedaron las penumbras florecidas
con sueños de primavera en sus alas blancas.
Es Julio todavía...

Luján Fraix-2011





domingo, 2 de julio de 2017

Un patio, de Jorge L. Borges







Con la tarde
se cansaron los dos o tres colores del patio.
La gran franqueza de la luna llena
ya no entusiasma su habitual firmamento.
Hoy que está crespo el cielo
dirá la agorería que ha muerto un angelito.

Patio, cielo encauzado.
El patio es la ventana
por donde Dios mira las almas.
El patio es el declive
por el cual se derrama el cielo en la casa.

Serena,
la eternidad espera en la encrucijada de estrellas.

Jorge L. Borges


sábado, 1 de julio de 2017

Misterio en llamas, de Sebastián Riestra


Simonetta Vespucci



Todo lo que ella toca
lo convierte en primavera.
(Es tan hermosa que nada
se le parece. Y para describirla
hay que inventar palabras nuevas.)

Todo lo que toca lo convierte
en infancia. Es única
como cada hoja, como
cada ola. Es el cielo
de todas las ventanas.

Todo lo que toca
lo convierte en silencio (las cosas
se callan para verla ser, se quedan
quietas para oír
cómo ella pasa entre ellas). Todo

lo que toca lo convierte
en mariposa, lo deja mirando
la parte de atrás de la lluvia.
¿Cómo escribir sobre
su misterio en llamas?

Cada vez que aparece
siembra nuevas preguntas.
Pero ella no lo sabe, sólo
toca el dolor
y lo convierte en primavera.



Sebastián Riestra


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...