miércoles, 27 de julio de 2016

Óleo de medianoche





Te dibujé con el viento errante
en la oscuridad de la noche
con el pincel ambarino
y el vasto óleo de mis manos.

Tu piel vertebrada de amor
fue gota imperceptible,
tomó su figura de humo
y con cincel luminario
se pobló de mi poesía.

Arremetió el vergel de mi sangre
como dardo aterido de estrellas,
le habló con dormidos susurros
a mi laso corazón andino.

Y en el vértigo del amanecer
cuando yo todavía dormía
se escapó absurdamente
dejando sobre mi alma
la huella de su autoría.

Luján Fraix-2011

4 comentarios:

  1. Hay huellas muy importantes, nos dejan señal y recuerdo, siempre tiene pensamiento tus verso. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Bonita imagen la que rescatas en estos versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un placer, como siempre, leerte.
    Muy hermoso.
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Precioso poema inspirado seguro en la bella imagen.Besicos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...