lunes, 29 de febrero de 2016

La apatía



La apatía
se entrega
al reposo de los días.
Padece la ingratitud
de las prisiones,
el espacio limitado...
Es escombro,
extravío,
penumbra silente, intranquila...

Aburre su descreído pensamiento
que eterniza su furia
en un grito sostenido.
Espera un desenlace
más allá de su oscura cobardía.

Luján Fraix-2014


7 comentarios:

  1. Aunque resulte dificil no hay que darle paso a la apatía.......bueno sólo se le da paso si es para escribir un bello poema cómo el tuyo.Besicos

    ResponderEliminar
  2. Cuesta animar el espíritu cuando la abulia se instala, pero es obligación divina recuperar la alegría que nos fue entregada, Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es difícil combatir a la "apatía", pero debemos hacerlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. La apatía. Esa indiferencia que campa a sus anchas por este mundo nuestro. Es bajar los brazos, no rebelarse ante lo injusto...

    Abrazo, siempre, Luján

    ResponderEliminar
  5. Un poema profundo, que indaga en esa apatía que a veces se apodera de nosotros y nos abstrae del mundo real...Muy bueno, Luján.
    Mi abrazo y mi cariño, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  6. No podemos permitir que la apatía se instale en nosotros, porque es un obstáculo que se interpone entre nosotros y nuestra felicidad. Tenemos que permitir que la alegría vuelva habitar en nuestra alma, y escuchar la voz de nuestros corazón, y el amor que habla desde nuestro interior, para que le podamos abrir paso.
    Lujan, un cariñoso y cálido abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Siempre hay que estar animados y no dejarse llevar por ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...