lunes, 30 de noviembre de 2015



Amor imposible


Miraba ya sus dones la mañana,
tu lirismo de rosa en el teclado,
es Beethoven febril y enamorado
entre el prisma del sol en mi ventana.

Me muestras tu perfil de filigrana
desde aquella paciencia de tu estrado,
sólo tengo ese sueño demorado
en los latidos de tu voz lejana.

Soledad que lastima y me desgrana,
conjuro de piadoso pesimismo;
mañana volverás, será lo mismo,
un amor imposible en mi ventana.

Luján Fraix2012

lunes, 16 de noviembre de 2015



Soy hija única


Algunas personas creen que el hijo único es un ser egoísta, caprichoso, egocéntrico..., que no sabe o no puede compartir...

De niña, fui caprichosa y rebelde lo reconozco, me enfrentaba con mi madre y ambas dábamos batalla. Yo no la necesitaba, no quería que me acompañara al colegio, no aceptaba sus órdenes... No quería ser perfecta.

Los padres, a veces, depositan en ese hijo  todos sus deseos, aquello que quisieron ser y no pudieron la necesidad de sentirse orgullosos.

Yo fui feliz de pequeña a pesar del vacío que me dejaba la soledad, cuando mis amigas desaparecían, de mi cuarto en el que me refugiaba para escribir, leer, e inventar historias para sentirme acompañada.


Ese mismo hueco, tan abismal como luminoso, me fue llenando de amor por los demás, por los animales. Me convertí en alguien extremadamente sentimental, llorona y bohemia. Muy perfeccionista. Le di, inconscientemente, el gusto a mi madre...

La soledad de adentro, que pocos conocen, me llevó a ser lo que soy: un ser que no reclama nada de nadie, que todo lo hace sola, que parece omnipotente... Sin embargo...

Soy sólo una mujer que espera...

Luján Fraix-2010

sábado, 7 de noviembre de 2015



Leyendas



Nosotros los de antes ya no somos los mismos...
y un silencio pretérito de sombras
se entrelaza en el abismo de mis días,
como un ángel de alas fugitivas
golpeado por un tiempo
febril y sin razón.
Me gustaba recordar aquellos días
con duendes infantiles
jugando como niños,
quería despejar el alma del dolor de las heridas,
contar los latidos de mi corazón
con vuelo de gaviota,
entender por qué perdí la huella de tus pasos
cuando las horas eran espejismos
con cuerdas de reloj,
demoras y golpes de campana...

Hoy tengo todo el amor del alma dibujada
que cincela un horizonte
sin nieve ni silencio de capilla.
Tengo la paz de la mañana
que llueve lágrimas
en el verde de las plantas.
Soy un corazón con luz de fuego
y esclavo de las llamas
porque sabe que está vivo
aunque haya sido inexorable
su partida.

Luján Fraix-1998.

Poema publicado en la Antología
"Septiembre"
de mi autoría.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...