viernes, 6 de febrero de 2015

Paisaje





Cada noche, en la duración de un grito, viene una sombra nueva... y aparecen vestigios de un pasado envuelto en brumas. La oscuridad, con su silencio perfecto, ahoga el espejismo y susurra palabras que se precipitan en un profundo desconcierto. No pasa nada. El único sueño se borra de nuevo, crece la hierba y el viento que sopla trae un suave aroma de lilas...

Ya no queda tiempo para llorar; el sentimiento se asfixia y brota la desilusión que arrasa con todo dejando un espacio muerto poblado de penumbras que ríen en ese universo de soberbia.

Luján Fraix-1993-

Publicado en Re-Visiones 92/93-Rosario-Argentina (Texto del Taller "Encuentros")

4 comentarios:

  1. Un beso, Luján y mi recuerdo.
    Te sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  2. Un beso, Luján y mi recuerdo.
    Te sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  3. Precioso ese vestigio del pasado, que aparece como una sombra en la duración de un grito...La noche cubre ese momento y surgen las lágrimas...Mi felicitación por esa profundidad, que te permite captar el instante mágico, que nos llama en la noche, amiga...Mi abrazo inmenso y feliz finde, Luján.
    M.Jesús

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...