Mis libros en Amazon

martes, 24 de febrero de 2015

Juicio a la razón






Se despertó la vida en el espejo
al descubrir su luz en el plateado,
quiso ella ser la voz de mi legado
mostrando su caricia en el reflejo.

Pude ver en la sombra el infinito
de ése, su austero mundo de cristal,
palpitando un silencio visceral
dejé escapar el alma donde habito.

Me quedé entre los años retratada
para ver el andar de la razón
entre su retina gris, abrigada.

Mi rostro tiene el tiempo de su historia,
el inmaterial sueño de que nada
puede ser tan ajeno al corazón.

Luján Fraix-2014-

Soneto clásico.


4 comentarios:

  1. ¡Vaya sorpresa!

    Al menos para mi es una sorpresa descubrirte en este blog. Felicitaciones Lujan, tu poesía es una belleza, siempre lo ha sido y en este soneto se destaca con naturalidad.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  2. Las vivencias se reflejan además de en el alma, en el rostro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Luján, tus versos lo dicen de forma inteligente...El alma mira al tiempo y a la razón y el corazón no los reconoce, porque la emoción tiene su propio tiempo y su propia razón...El espejo no suele hacer justicia al interior...Mi felicitación por ese soneto profundo y sentido. Mi abrazo grande, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  4. Muy hermoso este soneto.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...